cactófilos

Un mundo por descubrir


Viaje Almería 2019

El fin de semana del 8,9 y 10 de marzo un gran grupo de amigos de la asociación CACSUMA visitamos Almería, sin duda un paraíso para cualquier cactófilo.

La mayoría nos poníamos en marcha el viernes con un largo camino por delante hasta llegar a los apartamentos donde cenamos todos juntos y después de quedar para el día siguiente, nos íbamos a la cama con ganas de comenzar un sábado lleno de cactus y emoción por las plantas que veríamos.

Madrugamos pronto el sábado y nos poníamos en marcha hacia uno de los viveros mas conocidos por todos los aficionados, los viveros de Paco Serrano.

La cercanía de los invernaderos y los nervios comienzan cuando llegamos a las rotondas de la carretera con cactus del vivero de Paco, allí como casi todo el mundo que visita este vivero tuvimos que parar y hacernos la foto de rigor después de observar las maravillosas plantas que nos hacen de entrante al siguiente plato…

Paco Serrano sin duda es uno de los viveristas mas conocidos de España y el que mas ventas tiene a Nivel mundial de nuestro país. Países de todo el mundo compran en este vivero y no es de extrañar ya que cuenta con una increíble producción de plantas difícil de igualar en toda Europa. Plantas de diferentes países son cultivadas en estos invernaderos donde podemos encontrar autenticas rarezas a unos precios de risa si los comparamos con los precios a los que podemos encontrar esas mismas plantas en otros viveristas o en paginas como eBay. Muchas de sus plantas las podemos encontrar en viveros y grandes gardens de nuestras ciudades con carteles de cactus world durante todo el año.

Por fin llegamos a las nuevas instalaciones remodeladas de Paco. Allí nos recibía y nos daba las pautas de lo que estaba a la venta y lo que no y rápido corríamos a por cajas para llenarlas con los primeros cactus. Este vivero es inmenso, buscar joyitas entre millones de plantas es sin duda una autentica locura, pero cuando las consigues te sale una sonrisa porque sabes que ha merecido la pena esa búsqueda.

La mañana nos había recibido con un día en el que las temperaturas no eran muy altas y eso hacia que pudiéramos pasar bastantes horas dando vueltas y vueltas por aquellos enormes pasillos, cuando hace calor es imposible estar allí mucho tiempo ya que la altas temperaturas que alcanza y la humedad son insoportables.

Pasamos toda la mañana allí y aun así algunos se resistían a dejar el invernadero. Después de un autentico tetris en los coches ( íbamos con los coches llenos y era nuestro primer vivero…) nos dirigimos hacia el restaurante donde habíamos reservado para comer con Paco y Cristobal que luego nos acompañaría a su invernadero nada mas terminar la comida. Después de la foto de rigor con Paco y Cristobal nos dirigimos al Vivero de Cristobal uno de los viveros dedicado a epifitos mas grande de España.

Como en ocasiones anteriores Cristobal nos llevo a su invernadero, toda una joya con aperturas automáticas, sin duda de los invernaderos mas guapos que he visto. Allí nos hizo una ruta por todas las hileras de plantas enseñándonos y explicándonos todas las características de cada una, muchas de ellas muy difíciles de encontrar en otros invernaderos. También nos enseño sus Tillandsias y algunas joyitas que ha sacado que veremos seguro próximamente a la venta o en algunas fotitos de la red.

Fuera cuenta con otra zona en la cual tenia muchas opuntias y algún que otro agave que compro hace tiempo y vendía a buen precio, así que mas de uno se vino de vuelta a Madrid.

Después de un día agotador nos despedimos de un encantador Cristobal y volvimos a nuestros apartamentos para reponer fuerzas con unas cuantas pizzas y comentar todo lo acontecido durante el día.

A la mañana siguiente poníamos rumbo a Madrid no sin antes pasar por nuestros dos últimos destinos. El primero de ellos fue una grata visita a la colección del fallecido coleccionista Antonio Molina donde nos recibía su viuda Angeles al lado de un maravilloso jardín de cactus, uno de los mas bonitos que he visto a nivel particular, majestuosos cactus se levantaban delante nuestra ante nuestra atónita mirada, no podíamos de parar de hacer fotos a un Stenocereus eruca increíble, unos columnares de quitar el hipo, unos increíbles astros variegados o enormes Pleiospilos que parecían piedras gigantes, no salíamos de nuestro asombro a quien no le gustaría tener ese maravilloso jardín?

Poco a poco íbamos entrando a los invernaderos a ver lo que quedaba de la colección ya que llevaba tiempo vendiendo plantas y ya mucha gente había pasado antes por allí, nuestra sorpresa fue que todavía quedaban cositas que amablemente Angeles nos iba poniendo precio, algunos Ariocarpus, Copiapoas, Astrophytum, Obregonias y demas plantas se venían también a Madrid dejándonos los bolsillos ya vacíos del todo, nos despedíamos de una encantadora Angeles y nos íbamos  camino de Níjar a nuestra ultima visita y es que estaba claro que no podía faltar nuestra visita a los jardines y vivero de Toni Brugger.

A media mañana llegábamos a Níjar y nos íbamos directos a ver a Toni, como siempre nos recibían a la entrada del vivero unas preciosas composiciones de plantas que nos harían sacar las primeras fotos, algunas de ellas a la venta a precios fantásticos.

La cerámica también es muy buena en Níjar y Toni cuenta allí con bonitas macetas para los que gustan de tener sus plantas bien vestidas. Después de dar unas vueltas por el vivero, Toni nos acompañaba por el jardín explicándonos algunas cosas curiosas del mismo y detalles de algunas plantas que ha ido plantando poco a poco durante años, todo un artista este hombre que ademas de cactus en su hermoso jardín, cuenta con una colección de esculturas de piedra con formas de cactáceas realmente espectacular y ofrece conciertos en el mismo jardín que sin duda ante tal panorama tienen que ser muy recomendados para pasar una bonita tarde/noche en ese fantástico lugar.

Nuestro viaje llegaba a su final y nos despedíamos con una buena comida en Níjar para ya con el estomago lleno hacer frente a un largo camino de vuelta que sin duda repetiremos porque merece muchísimo la pena.

Os dejo unas pequeñas muestras de fotos del viaje que espero que os gusten.

Viveros de Paco Serrano:

Viveros de Cristobal:

Jardin de Angeles:

Vivero Toni Brugger:

 

 

Anuncios